Seleccionar página

Según ‘El Buzón’, diario digital de Leganés, el concejal del PP de esta localidad, José Javier de Diego Carmona, citó a Adrián Argudo, periodista del medio, con motivo de una entrevista que debía de realizarse el pasado 1 de diciembre con Miguel Ángel Recuenco Checa, portavoz del PP en Leganés citado en el sumario del ‘caso Púnica’. Hay que recordar que este portavoz es famoso por llamar “traficantes y de drogas” y “terroristas” a los concejales de ‘Leganemos’.

luisgonzalosegura-ppleganes

El periodista, según la versión del medio, en lugar de una entrevista se encontró con una persona en estado “demencial” o bajo los efectos de algún “estimulante no determinado” que le recibió con “violencia física y psíquica”. A dicho desagradable incidente se sumaron los concejales populares Alejandro Martín Illarregui, José Javier de Diego Carmona y Beatriz Alonso Álvarez lo que hizo derivar el suceso en “una emboscada”. Una vez acorralado el periodista, en clara inferioridad numérica y recibiendo todo tipo de improperios e insultos, incluso episodios de “agresividad física”, fue obligado a salir del edificio.

Tras contactar con Carlos Delgado de ‘Unión por Leganés’ no solo ha confirmado los hechos, sino que ha ampliado la información ya que al periodista le dieron ‘tres collejas’ y le hicieron ‘un paseillo’ por Leganés recomendándole que “dejara de ser un esclavo del periodismo”. Cuando el periodista se negó a continuar con ‘el paseillo’ y quiso dar por concluido tan desagradable episodio fue obligado a volver al ayuntamiento a realizar la entrevista. Todavía en estado de shock, hizo unas pocas preguntas y huyó como pudo del lugar.

Por si fuera poco, en todo momento hubo un talante vejatorio por parte del portavoz (consentido por el resto de concejales), calificando al periodista, veinte años menor que él.

Por suerte, José Manuel Egea, portavoz de Ciudadanos, también ha confirmado los hechos ya que escuchó las voces del despacho de Miguel Ángel Recuenco, lugar al que se dirigió para un reunión de trabajo. Al preguntar por lo que sucedía le confirmaron que dentro del despacho se encontraba el periodista de El Buzón, lo que impide que los hechos puedan ser negados, y le dijeron que “no era buen momento” para llevar a cabo la reunión.

El periodista, Adrián Argudo, tuvo que acudir al médico al día siguiente de los acontecimientos y quiso presentar denuncia el pasado sábado en dependencias policiales, pero dado que la sombra del PP es muy alargada, encontró todas las dificultades que se puedan imaginar. En el día de hoy, según confirma, interpondrá la correspondiente denuncia (si ello es posible).

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra.

banner-codigo-rojo